sábado, 17 de septiembre de 2011

Cuando asedien tu faz cuarenta inviernos y ahonden surcos en tu prado hermoso