martes, 17 de mayo de 2011

Faros


Trafalgar

 


Mazagón




Montedor



Aveiro



Aquel niño soñaba con mirar desde el faro
lo que había detrás del horizonte,
el lugar al que iban los barcos que zarpaban bajo la luna quieta.
Quiero subir,
quiero mirar mis ojos por sus ojos.
Entonces podré ver qué se escondía
detrás del horizonte,
dónde duermen los barcos que buscan la espesura.

Fernando Valverde