domingo, 28 de agosto de 2011

El peso de la vida




La vejez en los pueblos.
El corazón sin dueño.
El amor sin objeto.
La hierba, el polvo, el cuervo.
¿Y la juventud?
En el ataúd.


  El árbol, solo y seco. 
 La mujer, como un leño 
de viudez sobre el lecho.
El odio, sin remedio.
¿Y la juventud?
En el ataúd.


Miguel Hernández